lunes, 16 de junio de 2014

Suiza sale victoriosa del caos táctico






Suiza salió airosa de un partido donde el orden táctico se fue disolviendo a menudo que transcurrían los minutos, sobretodo en la segunda parte. Los helvéticos obtuvieron el premio en medio del caos que les permite dar un paso de gigante hacia el acceso a octavos. El partido empezó con una clara guerra entre dos estilos opuestos, ya que los suizos querían el balón y la posesión dotando el equipo de tres medias puntas con un 4-2-3-1 que era una declaración de intenciones, mientras que Ecuador se mantuvo bien ordenado con un clásico 4- 4-2 con dos líneas de cuatro esperando su momento a la contra.


Onces del encuentro (sharemytactics.com)
En el primer cuarto de hora se cumplió el guión previsto con una Suiza que se adueñó del balón y que quería llegar al área rival a través de la posesión de la pelota y buscando los pasillos interiores con Shaqiri como estilete. Ecuador supo frenar las intenciones de los helvéticos gracias al trabajo de todo el bloque provocando que los suizos llegasen al área a través de internadas de sus dos laterales, Rodríguez y Lichtsteiner, que actuaron como dos extremos más, gracias a las labores de contención del doble pivote formado por Behrami e Inler, que protegían la banda en las incursiones de las laterales.

Ecuador se mantenía bien agazapado atrás y buscaba salir a la contra a través de sus dos puñales en las bandas, Montero y Antonio Valencia , dejando a Caicedo y a Enner Valencia solos en ataque. Ecuador logró lo que pretendía, mucho centrocampismo pero sin claras llegadas. El partido transcurría con tal rigor que el gol sólo podía llegar a través de la estrategia, cosa que así fue, ya que Ayoví lanzó una falta lateral que remató Enner Valencia en un grave error de marcaje de los centrales suizos, Djorou y Von Bergen.. El gol hizo que los de Reinaldo Rueda juntaran más las líneas y se cerrasen más , hecho que provocó que los suizos llegasen a portería sólo con tiros desde fuera del área o centros de los laterales que no llegaban a buen puerto llegando al descanso con el 0-1 en el marcador.

Seferovic marcó y fue quien le dio la victoria a Suiza
En la reanudación Hitzfeld buscó aumentar la capacidad de asociación dando entrada a Mehmedi, jugador de banda pero con tendencia a asociarse, por un extremo más puro como es Stocker con la intención de buscar las combinaciones e l intercambio de posiciones entre los tres mediapuntas. Indirectamente la jugada le salió bien al seleccionador helvético ya que en el minuto de 46 un cabezazo de Mehmedi a la salida de un saque de esquina ejecutado por Shaqiri igualó la contienda. Después del empate hubo unos minutos donde los dos equipos se protegieron, aún que los suizos tenían el balón y los ecuatorianos buscaban la contra recurriendo a Montero y Antonio Valencia, de cuyas botas salieron las mejores ocasiones de Ecuador. Ambos seleccionadores no hicieron muchas modificaciones tácticas en los cambios, sino que sustituyeron a sus sendos delanteros, Drmic y Caicedo, por jugadores de refresco como Rojas y Seferovic.

El empate parecía no contentar a ninguno de los dos por lo que en el último cuarto de hora el rigor táctico brilló por su ausencia. El centro del campo desapareció, Ecuador dejó de lado su solidez defensiva en bloque dejando muchos espacios en la zona ancha y el partido se convirtió en un correcalles en busca del gol de la victoria que parecía que no llegaría dado la imprecisión de ambos equipos en hilvanar jugadas. Todo parecía indicar que el partido acabaría en tablas, pero una ocasión desperdiciada por Arroyo propició que en el minuto 92 Suiza montase una contra de manual con un pase de la muerte de Ricardo Rodríguez, convertido en un extremo más, que culminó a bocajarro Seferovic dando a Suiza los tres puntos en un partido donde los helvéticos fueron los triunfadores del desorden táctico final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario