lunes, 21 de abril de 2014

En Florencia sigue faltando un 9



Ahora mismo, para los amantes del buen fútbol italiano y contrarios al tan característico catenaccio, un Fiorentina – Roma puede ser de los mejores enfrentamientos que en este momento se puede ver. Con este cartel tan atractivo se presentaba el duelo de la jornada, dos equipos con mucha clase y que en la clasificación lo demuestran, cuarto frente a segundo, la calidad viola frente a la pegada de la Roma. La victoria de los visitantes cerraría un gran año que a falta de lograr un título, por lo menos tendrían asegurada la clasificación para la Liga de Campeones de la temporada que viene. La viola sabía que el Napoli se había dejado dos puntos en Udine, y que si ganaba se ponía a siete de la Champions, pero siete puntos con doce en juego era una misión imposible.

Pues la victoria de la Roma, a parte de confirmar su presencia en la Champions la temporada que viene, logra igualar el récord de puntos en una liga de la entidad romana, los 82 que logró en la temporada 07/08 con Spalletti. Lo malo para la Roma es que ni aquella temporada ni esta sirvieron para llevarse el título de liga. Rudy García llegó con ése objetivo al club italiano, pero la verdad, no creo que pensase que lo iba a lograr en la primera temporada, pero así ha sido.

Onces del encuentro (sharemytactics.com)

En el encuentro, la Fiorentina de Montella salió como siempre, conociendo sus bajas, con el joven Ryder Matos en la punta del ataque. El nivel de Matri no ha sido el esperado y el brasileño le está pasando por encima en los últimos encuentros. Escoltando al punta brasileño estaban tanto Ilicic como Cuadrado, dejando Montella de nuevo en el banquillo a Vargas, otro de los que están perdiendo protagonismo en las últimas jornadas. El centro del campo viola y la defensa fueron la mismas, con el tribote Aquilani-Pizarro-Valero brillando como siempre, aunque con menos nivel que la temporada pasada.

La Roma salió con varias bajas en la defensa. Sin Benatia y Balzaretti, Rudy García optó por Tolói y Dôdo, que no estuvieron nada mal. Como siempre, la línea de tres del centro del campo estuvo formada por De Rossi, Pjanic y Nainggolan. El belga se ha hecho con la titularidad tras la grave lesión del holandés Strootman. Su fichaje por el club de la capital italiana se amortiza semana a semana. Sin Destro en la convocatoria, Totti volvió a ser titular, junto al ya imprescindible Gervinho y al serbio Ljajic. Juntos forman una de las mejores tripletas atacantes de Italia, con las variantes de Bastos y Florenzi en el banquillo.


El encuentro arrancó como se esperaba, con mucha rivalidad en el campo y con ambos buscando el gol desde el inicio. La Fiorentina se mereció más a lo largo del partido, pero la efectividad de la Roma sirvió para ganar en Florencia. De Rossi sufrió mucho en el centro del campo. Pjanic no estuvo del todo fino y la Fiorentina llegó más, pero como siempre, le faltó la efectividad, algo que está echando de menos esta temporada. Si uno se para a pensarlo, se daría cuenta de que esta Fiorentina sería diferente si Mario Gómez y Guisseppe Rossi estuviesen disponibles. La temporada de la viola se ha tirado a la basura, ya que en un prinicpio, optaban a ganarlo todo, y sólo hay que mirar los números del inicio de la temporada, cuando con ambos en el campo, la Fiorentina lideraba la clasificación junto a un par de equipos más.

El colombiano Cuadrado avasalló la banda derecha durante el primer tiempo, inclinando el campo hacía la portería de De Sanctis. Pero la Roma sabe madurar los partidos, sabe esperar, y el serbio Ljajic se inventó una carrera prodigiosa que terminó con el gol de Nainggolan. El belga llegó de segunda línea y marcó el 0-1, adelantando a la Roma y haciendo el gol que a la postre daría la victoria a los visitantes. La primera mitad no dio para más, la Fiorentina siguió atacando pero sin efectividad, y la Roma se dedicó a esperar para salir a la contra.


En la segunda parte la Roma dominó más. La Fiorentina va corta de energías y muchas veces pierde fuelle en las segundas partes. De Rossi mandó y la Roma desgastó la defensa viola. Fueron varios minutos en los que la Fiorentina sufrió bastante las ofensivas rivales, aunque en los minutos finales del partido la Fiorentina se lo creyó otra vez. Entraron Joaquín y Matri. Cuadrado pasó a la izquierda y el colombiano creó mucho peligro desde la banda, obligando a que De Sanctis sacara dos disparos peligrosos.  Pero de nuevo volvimos a ver la misma situación que en la primera mitad. La Fiorentina atacaba y atacaba, pero sin un nueve como Gómez o Rossi cuesta mucho hacer un gol, y como ya mencionaba anteriormente, Matri no está mostrando el nivel que un equipo que opta a Champions necesita. La Roma, más efectiva y seria, supo defender el resultado con creces.

Así terminó la Fiorentina el encuentro, con mucha capacidad ofensiva pero sin efectividad. La entrada de Matri y Joaquin dieron más profundidad al juego del equipo pero no sirvió para nada.


La Roma consigue así alargar una semana más la carrera hacía el scudetto, aunque todo el mundo sabe que el título acabará en Turín, y más precisamente, en el Juventus Stadium. Y en Roma, aunque no se diga, viven igual de contentos. El resultado del primer proyecto Garcia ha superado lo esperado. La Roma jugará la Champions, con un juego exquisito y dando lecciones de fútbol por todos los campos a los que va.


No hay comentarios:

Publicar un comentario