viernes, 23 de mayo de 2014

Es el momento idóneo



El Atético de Madrid se encuentra en una situación que, ni en el mejor de los casos, nunca habrian soñado hace solo 3 o 4 años. Atrás queda aquel proyecto fracasado a los mandos de Gregorio Manzano, que dio paso a la llegada de Diego Pablo Simeone al banquillo rojiblanco. El 'Cholo' cogió un equipo que se encontraba más cerca de los puestos de desceno que de los puetos europeos, los cuales eran el objetivo a principio de temporada, y que acaba de ser eliminado de la Copa por el Albacete. El resto ya es historia.

A la temporada siguiente, ya pudiendo hacer la pretemporada completa a su manera y después de ganar la Europa League al Atlhetic de Bilbao y la Supercopa de Europa al Chelsea. Esa temporada el equipo recibió una inyección de moral que le demostro a la afición colchonera que podían aspirar a todo lo que se propusieran. La temporada finalmente se saldo con el tercer puesto liguero, después de estar durante gran parte de la Liga por encima del Madrid, y ganándole la final de Copa del Rey a los blancos en el Santiago Bernabeu.

Esta temporada, ya con todo demostrado, eran considerados desde el principio candidatos a todas las competiciones en las que participaban. Con el lema de "partido a partido", el Atlético se ha mantenido en la zona alta de la tabla durante toda la competición liguera al mismo tiempo que iban superando rondas de Champions sin llamar demasiado la atención, hasta ahora. Tras ganar la Liga el pasado sabado ante el Barça, en el Camp Nou, en un partido que decidía el titulo, ahora, justo una semana después, se enfrentaran al Real Madrid en la final de la UEFA Champions League en Lisboa.

Coincidencia o no, el Atlético está en la final de la Champions justo cuando se cumplen 40 años de la única vez que disputaron una, aquella contra el Bayern de Beckenbauer, aquella en la que se vieron campeones, aquella que finalmente perdieron. Justo también, por desgracia así lo quiso el destino, están en la final el año en el que ha muerto Luis Aragonés, idolo de la afición colchonera y líder de aquel equipo, un equipo campeón para muchos rojiblancos.

 
Hablando ya de actualidad dejando la historia de lado, y en plan previa seria, hay que recordar que Arda Turan, pese a haberse retirado lesionado del encuentro contra el Barcelona el pasado sabado, podrá jugar la final al tratarse de un simple golpe. El que todavía sigue siendo una incognita es Diego Costa. El delantero hispano-brasileño ha estado toda la semana en Bulgaria realizando tratamientos especiales, inyecciones de placenta de yegua, intentando recuperarse y estar listo a tiempo para disputar la final, encuentro que ningún jugador querría perderse.

 
Diego Costa, a día de hoy, continua siendo duda para el partido.

   Diego Pablo Simeone no tiene más problemas, ya que el resto de la plantilla está disponible. El entrenador argentino podrá alinear a su once de gala, excepto Costa en caso de que no se recupere, por lo que el partido contará con los mejores jugadores por parte de las dos plantillas. Que comience el espectaculo! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario