lunes, 10 de marzo de 2014

Decidió Callejón



San Paolo se preparaba para recibir a la Roma en un duelo que serviría para decidir quién será el segundo clasificado de la Serie A, ya que la primera posición parece tener un claro propietario, la Juventus.

Las novedades de Rudi
El equipo capitalino llegaba a Nápoles con dos bajas de peso, como son De Rossi, por sanción, y Totti, por lesión. Así pues, Rudi García no tuvo otra que alinear los tres medios con más garantías del equipo aparte del italiano. Puso un doble pivote con mucho músculo que pretendía destruir el juego interior del equipo napolitano y, a su vez, construir el juego de su equipo. Por delante suyo actuaría el joven bosnio Pjanic, que explotaría sus cualidades desequilibrantes en la línea de tres cuartos para crear jugadas de peligro. El centro del campo fue bastante habitual, pero donde hubo más sorpresas fue en la delantera. El entrenador de origen español dio entrada a tres teóricos jugadores de banda para aparecer en las tres vacantes ofensivas del equipo. Alineó a un extremo más potente como es Michel Bastos –quien llegó cedido en el mercado de invierno por el Al-Ain árabe-, y a otro jugador más técnico y delicado como Florenzi. Estos dos acompañarían a Gervinho, que actuaría por el medio de falso 9.
Lo que pretendió Rudi García con esta alineación tan rápida en ataque fue buscar la espalda de los centrales con facilidad, aprovechando que los romanos eran mucho más rápidos y podían hacer daño por aquí.


Con todo el Napoli
Mientras tanto, Rafa Benítez no introdujo demasiadas sorpresas. El madrileño no quiso reservar mucho para el partido de Europa League que disputarán el jueves contra el Porto, y dio entrada a todos sus jugadores habituales.


Poca creación de juego
El partido transcurrió con mucha lentitud. La posesión fue principalmente para la Roma, pero no tuvieron ningún tipo de verticalidad en ningún momento del partido. Su construcción del juego fue bastante buena, ya que el Napoli no presionó demasiado arriba. Los azules se aglutinaron en el medio del campo teniendo así bastante vigilado a Pjanic, seguramente el jugador con más capacidad creativa en la Roma. Con dos mediocentros fuertes, los suizos Inler y Dzemaili, el Nápoles consiguió lo que quería y el bosnio no encontró demasiado la forma de desequilibrar. Así pues, Benatia, que estuvo espléndido en todas las facetas del partido, tuvo que sacar el balón controlado sin demasiadas ayudas –solo contó con la ayuda de Nainggolan y de Strootman al principio, aunque éste se lesionó enseguida, cosa que comentaremos a continuación-, lo que muchas veces comportó pases largos sin sentido para la velocidad de los atacantes.


Sin Strootman, cambio de estilo
La tempranera lesión del mediocentro holandés de la Roma fue un contratiempo muy grande para su equipo. Kevin, quien ya tenía molestias en su rodilla, se rompió en una jugada fortuita en el inicio del partido, y aunque intentó seguir en el terreno de juego no fue capaz de continuar jugando. Hoy hemos conocido la noticia que el jugador estará de 6 a 9 meses de baja, por lo que lógicamente se perderá el Mundial, siendo una baja muy importante para su selección.
Volviendo al partido, Rudi García tuvo que reestructurar la alineación y dio entrada al veterano Taddei, que está teniendo poca participación este año. El ítalo-brasileño dio un poco más de capacidad ofensiva al centro del campo, formando así como interior junto a Pjanic y teniendo a Nainggolan cubriéndoles la espalda. Eso provocó que el belga tuviera el doble de trabajo, ya que tenía que cumplir en la faceta defensiva y en la ofensiva, pero el ex de Cagliari se salió bien.

Sin Strootman todo cambió


Segunda parte, despierta el Napoli
El segundo tiempo deparó algo más de verticalidad en los dos equipos. El Napoli empezó a encontrar a sus jugadores de tres cuartos, quienes acostumbran a desequilibrar más en este equipo, y pudo tener algunas llegadas más. Hamsik llevó muy bien los ataques y se movió por toda la zona con libertad. Por bandas aparecieron Mertens y un gran Callejón. Cuando entró Insigne el equipo ganó incluso más velocidad en la transición y así llegaron las ocasiones. Fue a falta de 20 minutos cuando el español entró desde segunda línea y remató un centro con la cabeza fuera del alcance de De Sanctis.


Intentó de reacción
La Roma intentó reaccionar pero no le sirvieron de mucho los cambios. Poco antes del gol, Ljajic había ingresado al terreno de juego pero tampoco hizo demasiado para el ataque romano. Después del tanto del Napoli, Rudi introdujo al joven Destro –a quien está dando mucha confianza- en lugar de Romagnoli. Este cambio de delantero por lateral tenía la intención de intentar a la desesperada buscar algún ataque final pero no hubo suerte para ellos.


Zonas de juego del Napoli                                                                        Zonas de juego de la Roma


Callejón había vuelto a decidir, su gol fue clave en la victoria final de su equipo, y le dio tres puntos muy importantes. El madrileño ha tardado en explotar pero por fin lo ha conseguido y ahora está rindiendo incluso por encima de sus posibilidades. Quién sabe si ahora ha dado tres puntos vitales al Napoli para conseguir el segundo puesto en la clasificación. En San Paolo le están muy agradecidos. Y él, como buen delantero, lo devuelve con goles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario