domingo, 18 de mayo de 2014

Lorenzo Insigne, la magia napolitana


Lorenzo Insigne, nacido en Frattamaggiore, una ciudad dentro de la provincia de Nápoles,  es un joven jugador italiano que actualmente milita en las filas del Napoli. Es un jugador prometedor que está destacando mucho este año con el conjunto napolitano. Con su corta edad, Insigne ha pasado por varios equipos hasta recalar de nuevo en el Napoli. Ha pasado por equipos como el Cavese o el Foggia, pero donde de verdad destacó fue en la temporada 2011/2012 con el Pescara,  formando una tripleta con Ciro Immobile y Verratti temible en los campos de Serie B italiana, dando el paso a la Serie A la temporada siguiente al equipo que le descubrió, el Napoli, donde se ha hecho un hueco en el once titular, y donde ha llegado a la selección absoluta, pudiendo, quién sabe, si disputar el Mundial de Brasil.

Análisis táctico

El joven italiano no tiene un físico prodigioso. Lorenzo es uno de los jugadores más pequeños de las competiciones europeas, algo que para cualquiera puede ser un tanto perjudicial, pero para el ex del Pescara no, ya que su baja estatura le proporciona  un arranque impresionante, iniciando la carrera a gran velocidad en distancias muy reducidas, haciendo de él un jugador muy peligroso en la ruptura.
Insigne en el Pescara el año del ascenso, le vemos como interior zurdo, adelantando su
posición en ocasiones hasta jugar de mediapunta.

Tiene un tren inferior ligero y es un futbolista de complexión muy delgada, llegando a tener buen salto, pero le es casi imposible competir con grandes defensas en el salto. Uno de sus grandes fallos que debe mejorar es la irregularidad durante los noventa minutos del un partido, donde desaparece en muchos tramos a lo largo del mismo. Esto tiene mucho que ver con su falta de resistencia física, que le imposibilita moverse con la misma velocidad durante todo el partido.
Sus posiciones en el campo han variado mucho en pocos años. En sus inicios en el Pescara, el italiano podía hacer de interior izquierdo o segundo punta, jugando varias veces tras Ciro Immobile. Su pase al Napoli no varió demasiado su posición. Empezó a jugar más de mediapunta por detrás de Cavani cuando Hamsik no estaba, pero cuando aparecía el eslovaco, se posicionaba en banda izquierda en un 4-2-3-1. En esta temporada, con Benítez, el italiano se ha asentado en el once titular jugando en banda izquierda, donde no tiene rival, sólo Mertens le hace competencia. Insigne tiene una gran capacidad para atraer rivales y crear espacios, algo que Benítez aprovecha mucho. Es una especie de delantero-interior que aprovecha el mínimo espacio para regatear y con su potencia llegar hasta la frontal del área, y allí elegir la mejor alternativa para ese momento, ya sea disparar o centrar.
A la izquierda, Insigne en el Napoli de Benítez. Claro 4-2-3-1 con e italiano como extremo zurdo. A la
derecha, Insigne con el Napoli de Mazzarri en un 3-5-2 jugando de mediapunta.

Tiene un disparo muy depurado. Es diestro pero también se anima a disparar con la izquierda si lo necesita en ese momento. Busca siempre la escuadra contraria (como bien le vimos en el 1-0 en la final de la Coppa ante la Fiorentina) y utilizando el interior del pie la encuentra con asiduidad. También sabe asistir bastante bien, algo que esta temporada ha mejorado bastante. Una de las jugadas preferidas del italiano es encarar, recortar hacia afuera, cambiar de ritmo y enviar un centro lateral o una diagonal retrasada.
Debido a su baja estatura, le cuesta hacer frente a los choques y en ocasiones los evita, además de que en los córners suele esperar atrás para evitar una posible contragolpe del equipo contrario. Siempre juega por bajo y con el balón pegado al pie conduce bastante bien, realizando paredes a menudo y asociándose en espacios cortos.
Insigne en la sub21 italiana este pasado verano en Israel. 4-3-3 jugando de interior zurdo como en
el Pescara.

En definitiva, el actual extremo del Napoli es un jugador de los que no se suelen ver por los grandes equipos del mundo, un jugador polivalente y que dentro de muy poco, veremos seguro en un gran equipo del mundo, sin quitar prestigio a un Napoli que se está consolidando entre los grandes de Italia. No podemos asegurar que vaya a ser un futuro balón de oro, pero si podemos adelantar que va a pelear por ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario