lunes, 24 de febrero de 2014

La semana de Colón y Graciani

   Colón de Santa Feantes de ésta última semana acumulaba 15 partidos sin victorias. Con sólo 2 goles, en el empate a 2 con Newell´s, y 13 derrotas. 2 unidades de 45 posibles, más quita de 6 puntos por parte de la FIFA, por no pagarle un pase al Atlante mexicano.

   Esto no es todo. Los jugadores no salieron al campo con Atlético Rafaela por falta de pago, luego imitado por Racing de Santander, y la Asociación del Fútbol Argentino les prohibió contratar jugadores para el torneo Final.  Además dejaron la institución jugadores experimentados como Lucas Mugni, Oscar Carniello, Ronald Raldes, Rubén Ramírez, Luciano Leguizamón, Sebastían Prediger, Bruno Urribari y el español Iván Moreno y Fabianesi. La suma de todos los males hizo creer al pueblo futbolero que “El Sabalero” sin dudas iba a perder la categoría sin dar demasiada lucha.

   Pero hubo cambios en el receso. Se fue la dirigencia presidida por Germán Lerche, y arribó Eduardo Vega al poder. El primer punto fue contratar a Diego Osella como DT.  Al nacido en Acebal, no le quedó otra que arreglarse con lo que tenía, que son muchos juveniles: Luis Castillo, Cristian Saín, César Meli, Gerónimo Poblete y Lucas Alario, entre los que más minutos suman.

   En solamente 8 días Colón pasó de ser él Betis a ser él Real Madrid. De estar último en los promedios y ser el candidato de todos para descender, a ser uno de los punteros del campeonato.  Tres triunfos consecutivos ante Argentinos Juniors 1 a 0, Quilmes 2 a 0 y River 3 a 1 permiten que los santafecinos vivan uno de los mejores momentos de los últimos años en cuanto a resultados.

   El equipo sale de memoria. Germán Montoya; Castillo, Germán Alcoba, Lucas Landa y Saín; Gabriel Graciani, Ezequiel Videla, Meli y Jacobo Mansilla; Facundo Curuchet y Alario. El mediocampo es la clave. Presionan en todo momento y corren sin parar los 90 minutos. Videla y Meli son los dueños de la cancha. Graciani y Mansilla los que acompañan a los delanteros. Curuchet es él rapidito que se escurre por todos lados, y Alario el 9 de área. No quiero dejar de mencionar a Castillo que me parece un buen proyecto de lateral. Tiene 23 años recién cumplidos y apenas supera los 20 PJ en Primera, pero tiene futuro.

   El hombre clave es Graciani. Antes de ésta semana perfecta para Colón, el entrerriano había vestido 83 veces la camiseta del “negro”, entre todas las competiciones, y había convertido 4 goles.  En 8 días y 3 encuentros Graciani convirtío 4 goles. 1 a Argentinos, 1 a Quilmes y 2 a River. Sí, la misma cantidad de goles en 3 partidos que en 83. El responsable es Osella. Graciani llega al área desde la derecha. A Migliore y a Barovero les hace goles muy parecidos. Aparece por detrás de la defensa y define pegado al arquero.

   El Estadio Brigadier López, popularmente conocido como “El Cementerio de los elefantes”, es el lugar adecuado para que Colón se haga fuerte. Y en éste fútbol argentino tan parejo podes pasar en pocos días del infierno al cielo, y de pelear el descenso a estar arriba, y de ser él Betis a ser él Real Madrid. Sí en tan sólo una semana.

2 comentarios:

  1. Con artículos así estoy deseando de verles jugar a Colón de santa fe...
    Bonito articulo

    ResponderEliminar